SOBRE EL CARACTER ZHI指 Y WU物 EN CHINO CLASICO

La Genealogía de los comentario sobre Zhi

Zhi es un carácter históricamente conflictivo. Y más aún, un carácter fuera de sí. Zhi es un carácter que está semántica y sintácticamente sobresaturado. ¿Qué queremos decir con ello?

Zhi es un término extraño. No es definible ni es determinable. Decenas de indicaciones se acumulan alrededor de Zhi. Y Zhi se alarga, se rompe y recomienza. En este sentido es, lo que podríamos llamar, un Caracter Transcendente, como son también Ming, Shi, Fa o Dao, entre tantos.

Un Carácter Transcendente es aquel que va más allá de sí mismo. Y no encuentra su Definición más que en el conjunto del texto, y, así, en la Interpretación. Zhi es un carácter extraño. Su extrañez deriva de su nomadismo. Tradicionalmente, dos son consideradas las razones de peso:

Zhi es un carácter que por su posición dentro de la arquitectura del texto, hace de la gramática una semántica y de la semántica una suerte de sintaxis filosófica, un carácter solidario en ambos sentidos y, por ello, estructural. Además, el sentido de Zhi depende, en último término, de la Puntuación. Puntuar es Interpretar.  Y no hay traducción ni Interpretación posible si una Hermenéutica de la Puntuación.

El trabajo de A. C. Graham de Julio de 1955 anota en su página 285 ya este dato, fundamental y definitorio de este término, que puede desdoblarse como Nombre, como Verbo o como Pronombre, sin llegar a frenar jamás su interminable mutación.

Graham dice:

“There is one sentence in the essay on Chih and Things in which (according to the punctuation followed in the present translation) ‘chih’ is used as a verb (…) With this excepcion, ‘chih’ is used always as a noum.”

La búsqueda de una definición de Zhi ha sido larga y difícil. El comentario o la exégesis del siglo XX lo demuestran. Yang Hou Guang refiere al significado de Zhi utilizando una expresión hermosa, que menta: “Zhi” zhe ge ci qi liao fan Wu Hua Ba Men Wu Guan Shi Se, esto es: “Las Cinco Lineas de Batalla y las Ocho Formaciones Militares, las Cinco Luces y los Diez Colores.”

Así es el misterio del carácter Zhi. Que se multiplica en mil y una nuevas formaciones. Ciertamente, las traducciones y los comentarios realizados hasta hoy han revelado intensidades profundamente activas. Veamos, pues, algunas de sus manifestaciones. Comenzamos con el trabajo de Jiu Zhu, tal vez el comentario chino más antiguo entre los existentes. Sus análisis apuntaron que una luz distinta sobre este indeterminable carácter. Jiu Zhu interpreto Zhi como Shi Fei. Esto es, Zhi debe ser observado desde la atalaya de la dualidad: Sí y No, Afirmación y Negación. Su comentario menta:

“Mutuamente (el carácter) Zhi, Mutuamente Sí y No. Esto y Aquello se corresponden y se empujan, se suceden, Sí y No se mezclan en Uno, regresan al No-Tener-Zhi. Así digo: por eso Zhi no es Zhi.”

En 1787 Hsin Tsúng-yi en su libro Kung-sun Lung Tzu traduce Zhi por Zong Zhi, esto es: propósito, finalidad, objetivo. Y lee el término Zhi como Zhu, esto es: sujeto . En 1849, 62 años más tarde, el comentarista Chen Li, autor del célebre Kung-Sun Long Tzu chu, traduce Zhi adheriendose a su versión ortodoxa. Zhi aparece traducido como indicar (con la mano). A este respecto, uno de sus comentarios dice:

“Zhi, esto es: usando la mano se indica, se indica la Cosa.”

Para muchos esta tesis, sostenida sobre el Suelo del sentido común, será del todo insostenible. Zhi debe ser algo distinto de Indicar o señalar con la mano, y más concretamente, con el dedo. Zhi debe apuntar, pues, a una dirección nueva: trans-categorial. Si dedo o indicar se instituyeran como nuevos sentidos de Zhi, el concepto se estaría instrumentalizando. Perdiendo, de este modo, su numinosidad ontológica. El primer occidental en traducir el texto de Gong Sun Long Zi fue el genial alemán A. Forke. En 1901 aparece en el Journal of the China Branch of the Royal Asiatic Society la que ha sido la primera traducción del término Zhi. Zhi es traducido como Definitions. El significado de Definitions será a menudo similar al de Nombre, sino sinónimo. De modo que el título del Tratado correspondería en su concepción con el del Tratado Sexto de Long: Sobre Nombres y Hechos. El resultado de este modo sería: Nombres y Cosas, esto es: Zhi Wu. Y.P. Mei calificará esta elección de desafortuanda e infeliz:

“However the choice of “definition” made by A. Forke cannot be said to be altogether happy”.

En 1928 Wang Guan (Wang Kuan: Kung Sun Lung Tzu hsúan chieh, Chung Hua (Zhong Hua) Book Company,1928) introduce un nuevo sentido alrededor de Zhi y reterritorializa el texto con una nueva interpretación. Esta vez Zhi es considerado como Zhi Ding, a saber: designar o asignar. La traducción según él corresponde con su sentido ordinario. La Montaña y el agua, dice, … Más tarde, en 1930 Chin Shou-Shen publicará su comentario a Gong Sun Long Zi. Kung-sun Lung tzu shih es un comentario polémico pero inaugural. Se publica bajo los auspicios de la Editorial Commercial Press, en Hong Kong y ha pasado a la Historia del Comentario (si esta ha existido alguna vez) por realizar lo irrealizable. Chin Shou se atrevió a hacer lo que todo el mundo seguramente había pensado alguna vez pero no había hecho jamás. Chin Shou, sencillamente, no tradujo Zhi. Y más aún, lo considero un Pronombre. Su traducción se volvió, por ello, enigmática, rara, pero con todo equilibrada e incluso adecuada. Sus méritos dependen en último término de la habilidad del lector. El Dr. Kou Pao Koh dijo a este respecto:

“Kin Cheou-chen dans son commentaire pense que le tche (Zhi) désigne les pronoms, comme vous, moi, lui, ceci, cela; le wou (esto es: Wu, Cosa) désigne les objects concrets; le troisième terme wou-tche désigne les noms” (Ignace Kou Pao.koh. Deux Sophistes Chinois. Bibliothèque de l´institut des hautes études chinoises. Vol III, 1953. Paris, France).

1952 fue un año importante para la sinología occidental. Es el comienzo de publicaciones fundamentales y significativas. Salen a la luz los resultados de investigaciones de la década de los 40 sobre Gong Sun Long Zi. Podemos resaltar 3 trabajos de relevancia, que son los que a continuación siguen:

En primer lugar, la traducción de la célebre History of Chinese Philosophy de Fung Yu Lan, realizada por Derk Bodde, y que traduce Zhi como Universals. Fuertemente criticada por A. C. Graham en 1956 por identificar Zhi con el Li Neo-confuacino. En segundo lugar, resulta imprescindible subrayar el trabajo de Y.P. Mei, quien tradujo los 6 Tratados de Gong Sun Long Zi al inglés, y que tras una cuidadosa reflexión en torno al asunto concluyo por traducir Zhi como attribute . El gran filósofo Chino Hui Shih, en su trabajo Zhong Guo Zhe Xue Li Da Kang apunta que Zhi indica los atributos del objeto, como color, forma etc. Con todo, la traducción de Mei debe estudiarse aún con dedicación y reverencia. Curiosamente, mientras Mei trabajaba sobre su traducción, al otro lado del Pacífico, en Francia, París, un religioso cristiano, realizo incansable la primera traducción del texto de Long al francés. Los franceses no se quedaron atrás en su carrera por sacar a luz nuevos textos y nuevas traducciones. Mei menciona en una de sus notas a este filósofo, del que desconoce hasta su nombre. La nota apunta:

“It has recently been reported from Paris that a French translation of the Kung Sun Lung tzu has been prepared by a Chinese Catholic Priest and will be published under the auspices of the Bibliothèque des hautes études.” (Y.P. Mei: The Kung Sun Lung Tzu, Introduction, p. 414. Harvard Journal of Asiatic Studies. 1953. Num. 3 y 4. Vol 16.)

En efecto, casi al mismo tiempo y durante los mismos años en que Mei trabajaba sobre su traducción, un Doctor Chino Cristiano traduce en su trabajo Deux Sophistes Chinois en su Chapitre III, el Zhi Wu Lun de Gong Sun Long Zi. Se trataba del meticuloso Ignace Kou pao-Koh , de la Universidad de París. El Dr. Kou pao tradujo Zhi como signe. Muy bien documentado, tal vez mejor que Y.P.Mei, Kao Pao, trato de comenzar una nueva ruta desde donde poder pensar la relación de Zhi consigo mismo y con el texto que la sostiene. Ahora bien, ¿qué relación era esta? ¿qué vió Kao que no viesen otros? Ya mencionamos anteriormente que Zhi se presenta al lector como un término doble, “par la relation des deux”, semántica y sintácticamente: Wu, la Cosa, gira y respira con Zhi, y Zhi con Wu, y a su vez: Zhi es efecto y causa de sí mismo. Su movimiento en el texto lo atestigua. Su posición determina su posible significado. Y más aún: circulan sobre-codificaciones, que se superponen una sobre la otra. La idea no es otra que la que sigue a continuación: existe un Código invisible y no presente, una suerte de código secreto, difícilmente reconocible desde el exterior. Kao Pao observo este movimiento inusual en este Tratado. En este sentido, las indicaciones de Yu Yue y Chen Li, de Hui Shih e incluso la traducción de Forke le mostraron no el camino a seguir, sino el armazón establecido alrededor de Zhi. Así, dedujo que Zhi habia sido inscrito en el texto en dos dimensiones gramaticales diferentes, a saber: como sujeto y como objeto. De ahí que el Dr. Chino-Francés concluyese traduciendo Zhi por signifié y signifiant. Esto es:

“Tout object est un signe (signifié) mais le signe (signifiant) n´est pas le signe (signifié)” (Ignace Kou Pao.koh. Deux Sophistes Chinois. Bibliothèque de l´institut des hautes études chinoises. Vol III, 1953. Paris, France. P-37).

Estas hans sido si duda los tres grandes comentarios. Sin embargo, en 1955 el británico A. C. Graham presenta sus investigaciones al público. Graham reúne al comienzo de su análisis algunos de los significados con los que hasta entonces se ha identificado Zhi. Graham, que para realizar sus trabajos de investigación disponía de una de las mayores Bibliotecas del mundo, la celebre Library de SOAS, donde era profesor, y, por supuesto, The British Library, presento datos e información nueva para el público en general. Sin embargo, su artículo fue breve y corto, brillante pero no exhaustivo. Para Graham el texto de Chen Zhu (Ch´en Chu) Kung Sun Lung tzu chi chieh, de 1937 constituyo una autoridad a este respecto. Su nota número 10 recupera la opinión de Chen Zhu, y dice:

“The common sense view that chih is ‘pointing’ has been taken by Yü Yueh, Ch´en Li, Wang Kuan, and Wu Fei pai.”

Sus conclusiones son sin embargo profundamente diferentes. Zhi no será pointing para Graham. Había existido ciertamente un aire y una música alrededor de Zhi que sugería cierta relación, íntima, con el movimiento del Lenguaje. El método analítico presente impulsaba a pensar en elloY. P. Mei ya habia sugerido este aspecto del problema. Su comentario había sido:

“In a discussion of Logic, the term chih may be read, I believe, as to denote, to designate, predicate, attribute, quality, and possibly even universal and essence. The term does not correspond exactly with any of those here suggested but seems to carry the force of a combination of several of them.” (Y.P. Mei: The Kung Sun Lung Tzu, Introduction, p. 414. Harvard Journal of Asiatic Studies. 1953. Num. 3 y 4. Vol 16. p-436.)

Ahora bien, ¿dónde apuntaba el término? ¿Qué señalaba point to? ¿Qué lugar era el escogido para ser designado? Fundamentalmente hay cuatro textos que Graham consultó, y que presenta en su bibliografía, a fin de responder a estas preguntas, a saber: Lie Zi (en donde encuentra nuevas sentencias atribuidas a Gong Sun Long Zi y que incluyen el término Zhi); Zhuang Zi (donde encuentra un uso de Zhi y que identifica con el Zhi de Long. El Zhi longniano y el Zhi Zhuangziano no seran identificados como identicos por otros comentaristas); Shi Shuo Xin Yu (en donde observa el sentido tal vez original del carácter Zhi); y la brevísima anotación del comentarista Liu Xiang (79-8 a. C) Allí encontrará algunos ejemplos del uso de Zhi.

¿Cúal era entonces el objeto de point to? Graham concluyo afirmando que era Yi: la Idea. Por ello, “Chih is pointing it (Yi: the idea) in speech.” afirmo Zhi es finalmente traducido por Graham como Meaning.
El Diccionario, la institución, el Estado Central, está perplejo. Ciertamente, recurrir al Diccionario es inútil. Mei lo consulto, al igual que Graham y otros, Zhi sería Dedo (finger) y To point. De nada sirve. Sin embargo, estas unidades son contrariadas una y otra vez. Invitan a perderse en un bosque oscuro y laberíntico.
Pocos textos clásicos atesoran información sobre el significado de Zhi. Y los que lo hacen, son contradictorios. Lo cierto es que parece que Zhi pertenecio al vocabulario de la Escuela de los Nombres. Lie Zi y Zhuang Zi recogen citas suficientes para contrastar esta información. Kao Pao en sus analisis de 1953 ya anotaba estas sospechas.
El Tratado de Zhi Wu y el Tratado del Caballo Blanco han sido, en cierta parte, los responsables del olvido y atrofiamiento de la Doctrina de la Escuela de los Nombres. Si hubo una suerte de embrutecimiento de la tradición comentarista pudo deberse a un desinterés clasificatorio y hermeneutico, voluntario, por lo aparentemente indescifrable de este Tratado. Sin embargo, la tesis de una desaparición física, una perdida de siglos, es plausible. Nada se sabe de los Avatares de este sgnificativo manuscrito.
El Tratado sobre Zhi Wu es un Tratado fundamental. Para muchos presenta el ultimo vestigio del modo de pensar Debatiente. La versión que ha llegado hasta nosotros es extraña.
1. El uso de Zhe: tambien presente en Bai Ma Lun. 2. El extraño uso de Fei. 3. De cómo hay Fei Zhi y Wu Zhi pero no Fei Wu (cosas): solo WuWu. 4. El uso de er. 5. Zhi y Ye.

Este texto es fundamentalmente Inquietante. Ahora bien, ¿podemos decir que se sugiere la idea de la Autoreferencia? ¿y del uso y de la mención? ¿qué hay de la idea de negatividad? Hay en este Tratado algo completo y definitivo, que tal vez resida en la Interpretación. ¿Hay razones para seguir pensando que el texto está mutilado? ¿Hay razones para seguir pensando que hubo errores de copia? ¿Y que decir acerca del Orden? ¿deberiamos, pues, dejar el carácter Zhi sin traducir, como hizo? ¿no es un carácter extrañamente mistificado por el ansia de traducción y el concepto de equivalencia entre Lenguas?

La pregunta debe ser ahora: ¿de que trata Zhi Wu Lun? ¿Es un texto religioso? ¿Dialéctico? ¿o un texto con fuertes influencias Legalistas? Pero, ¿qué fue el Legalismo? ¿se trata del fragmento de una obra mayor? ¿o simplemente los apuntes de algún discípulo? Tal vez se trate, como se ha sospechado y se quiere sospechar del ejemplo más puro de reflexión Debatiente. Muchas preguntas nos asaltan. Y deben asaltarnos.

 Somos Deleuzianos. Nos remitimos a RIZOMA. Ed. Pre-Textos, p-16. 
 El Dr. Kao Pao Koh en Deuex Sophistes Chinois ya indica esta situación: “Sin Ts´ong-yi a expliqué tche par tchou “sujet”. C´est déjà un nouvel effort, mais il est pareillement difficile de conserver cette interprátacion dans tout le texte.” (p-37. 1953. Paris.)
 Y.P. Mei. The Kung Sun Lung-tzu. Harvard Journal of Asiatic Studies. 1953. Nota 10, p- 436. 
 Y. P. Mei fue un traductor sobresaliente y de una inteligencia asombrosa. Su nota num. 7, al término Zhi, testimonia ya el interes y la decepción que el problema y su traducción le prudujo. Su nota dice: “After much study and deliberation, we have finally chosen ‘attribute’ to render the Chinese term ‘chih’. This term is one of the most difficult in the whole body of Chinese Philosophical literature. A number of commentators, ancient and modern, have struggled it. The best ones are only partly helpful and the worst are simply misleading.”  
 Notese que el uso que hacemos de las distintas romanizaciones al referir a distintos autores, remite, en último término, al procedimiento particular utilizado en su clasificación bibliográfica. La sugerencia y nuestro proceder no es en absoluto arbitrario. Conscientes del problema presente en el proceso de búsqueda bibliográfica China hemos optado por presentar el nombre del autor tal y como se presenta en su primera edición. El estudiante y el investigador encontraran el trabajo de Ignace Kou Pao.koh bajo esa rubrica y no la romanización internacional Pin Yin. Es así que hemos optado por seguir este modo.
 Vease A. C. Graham: Kung Sun Lung´s essay on Meanings and things. Journal of Oriental Studies. Vol II, num. 2, July 1955. University of Hong Kong. P-285. Nota 10.